03 Dic

CEFASA denuncia agentes de Migración atropellan y torturan a joven haitiano

El Centro de Formación y Acción Social y Agraria (CEFASA) denunció hoy los atropellos y actos de tortura cometidos por agentes de la Dirección General de Migración contra el joven inmigrante de 29 años D´Haití Jaccius, durante un operativo realizado en la comunidad de Hato del Yaque, en Santiago.

Según las informaciones que maneja CEFASA, el pasado 27 de noviembre los agentes detuvieron a Jaccius luego de una persecución, y posteriormente le propinaron descargas eléctricas en el cuello y la cintura. Una vez en el suelo el joven habría sido golpeado hasta quedar sin fuerzas para ponerse de pie.

“Los agentes, pensando que estaba fingiendo, siguieron golpeándolo y luego lo subieron al vehículo para llevarlo al centro de acogida a migrantes en Santiago. Al llegar al centro, le pidieron bajar del vehículo, cosa que el joven no pudo hacer por los múltiples golpes que había recibido. Entonces los agentes lo bajaron a la fuerza y pegaron su cuerpo del muffler caliente del vehículo que los había transportado. Cuando se dieron cuenta de que no estaba fingiendo, lo llevaron al Hospital José Maria Cabral y Báez, donde lo dejaron abandonado a su suerte”, explica la organización en un comunicado de prensa.

El texto agrega que en estos momentos, fruto de los brutales golpes, el joven Jaccius tiene fracturadas la cervical, la mano derecha y la columna vertebral, por lo que no puede mover el cuerpo de la cintura hacia abajo y tiene dificultad para ingerir alimentos y bebidas. Desde la fecha del hecho, el joven se encuentra en la emergencia del Cabral y Báez.

CEFASA, como institución de la Red de Centros Sociales de la Compañía de Jesús y de la Red Jesuita con Migrantes, que promueve y defiende los derechos humanos, condenó enérgicamente la forma en que la Dirección de Migración detiene a los inmigrantes irregulares en Santiago. Asegura que los oficiales detienen a personas que se registraron en el Plan Nacional de Regularización, y además nos les permiten recoger sus pertenencias y comunicarse con sus familiares antes de trasladarlas. La situación estaría provocando que muchas familias queden divididas de forma repentina, dejando sin protección de sus padres a una cantidad importante de niños y niñas.

“CEFASA pide a la Dirección General de Migración asumir la responsabilidad por la situación en que han quedado Jaccius, ya que desde el 27 de noviembre no han regresado para verificar su estado”, concluye la nota de prensa.

related posts

add a comment