18 Dic

Migración cobra su doble en la Rotonda de Santiago

En el interior del parqueo de la OMSA de Santiago, en el área denominada la Rotonda, se desarrollan los negocios de la Dirección General de Migración que apresa migrantes irregulares y los mantiene en esta área para que los familiares o los empleadores puedan ir a rescatarlos pagando tarifas ya consolidadas.

  • Un migrante que quiere liberar otro migrante con un poco de paciencia – RD$ 500
  • Un migrante que quiere liberar otro rápidamente – RD$ 1000 – 1500
  • Un dominicano que quiere liberar un migrante – RD$ 2000 – 3000
  • Un extranjero no haitiano que quiere liberar un migrante – US$ 100

En la noche de ayer hemos podido observar directamente como es el procedimiento en dos casos diferentes:

1- Un migrante que quiere soltar otro tiene que esperar, tiene permiso de hablar con las personas, traer comida o agua y negociar con los funcionarios de Migración alrededor de la guagua;

2- Un dominicano que quiere liberar un empleado trata directamente con el funcionario más alto de Migración presente.

En ambos casos los funcionarios llaman, según lo que afirmaron, al señor Caonabo que autoriza y aprueba la tarifa. Según lo afirmado por las personas presentes, Caonabo es el hombre de confianza nombrado por José Ricardo Taveras.

Para la entrega del dinero se tiene un poco de cuidado, moviéndose detrás del vehículo parqueado o mandando a la persona que paga en un vehículo vacío parqueado entre la guagua y la oficina. El dinero dejado en el sillón viene recogido directamente por el funcionario responsable presente.

En el día de ayer hubo migrantes entrando y saliendo todo el día de la guagua que tiene la función de cárcel temporal. Transitaron por este centro de retención improvisado alrededor de 50 personas, ya a las 10pm quedaban menos de 15 de los cuales, esta mañana, solamente 10 fueron repatriados, juntos con otro grupo fruto de una redada nocturna.

Señalamos que entre las personas repatriadas había una mujer que fue apresada ayer a las 3pm frente a su casa, donde dormía su hija de 3 meses. Esta mañana salió hacia Dajabón entre el tormento interior de una hija dejada en su casa y el dolor físico de los senos llenos de leche.

related posts