26 Oct

Movimiento Justicia Fiscal invita a la sociedad a luchar por un pacto fiscal justo

Justicia Fiscal, es un movimiento ciudadano que busca la articulación de personas, organizaciones y movimientos sociales y políticos para luchar por un pacto fiscal justo a mediano y largo plazo que transforme la estructura fiscal dominicana mejorando la calidad del gasto y orientándolo a necesidades colectivas. Este deberá ser producto de un amplio proceso de concertación entre los sectores sociales, económicos y políticos del país, cuyo propósito procure establecer una estructura tributaria justa y eficiente que reduzca la evasión y asegure los recursos necesarios para saldar la deuda social y enfrentar la pobreza estructural como establecen las metas de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Los y las ciudadanas que integramos el Movimiento Justicia Fiscal lamentamos que el gobierno no haya tomado en cuenta ninguna de las propuestas que de manera conjunta han formulado los sectores empresarial, social y sindical en el seno del Consejo Económico y Social (CES). Esto no ha permitido continuar las discusiones en torno al Pacto Fiscal basado en los principios consignados tanto en la Constitución como en la ley de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END).

La ruptura del diálogo es una oportunidad perdida para restaurar la confianza en la ciudadanía y “mostrar nuestra grandeza poniendo el bien común por encima de los pequeños intereses particulares”. La desconfianza ciudadana en sus gobernantes ha alcanzad
o niveles insospechados como resultado del dispendio del presupuesto nacional observado durante los últimos 4 años, lo que en el 2012 se ha expresado en un déficit fiscal sin precedentes de RD$187 mil millones de pesos, equivalente a más de un 8% del PIB. Ha quedado evidenciado que las cúpulas políticas han convertido el Estado en una fuente de enriquecimiento personal y de sus allegados, mediante un permanente reparto de privilegios, en franca violación de la normas establecidas y los más elementales principios éticos.

El gobierno, en lugar de una reforma fiscal en los términos establecidos en la END, ha decidido imponer un paquete tributario que busca recaudar 47,000 millones de pesos adicionales sin mostrar interés en debatir y concretar cómo mejorar la calidad del gasto público.

Pese a que la propuesta tributaria sometida por el Gobierno al Congreso Nacional contiene algunos impuestos de carácter progresivo, el Movimiento Justicia Fiscal estima que, sin cambios en la calidad del gasto, la propuesta impositiva no garantiza un real cambio en la redistribución de la renta y la riqueza nacionales. Es decir, sin las debidas correcciones en el funcionamiento de las instituciones y en la estructura del gasto público, lo más probable es que gran parte de los ingresos provenientes de los nuevos impuestos, en lugar de satisfacer necesidades colectivas prioritarias, irán a parar a áreas gubernamentales donde predomina el gasto superfluo, el clientelismo y la corrupción.

La imposición del ITBIS sobre alimentos como aceites y azúcar, y especialmente el incremento de los impuestos sobre los combustibles implican cargas significativas sobre la población más pobre. El incremento en los ya muy elevados precios de los combustibles afectará negativamente los procesos productivos, haciendo menos dinámicas las empresas y las inversiones. Pero además, encarecerá los productos y servicios, y el transporte de pasajeros, los cuales tienen un elevado peso en la canasta de consumo de la población de menores ingresos.

Consideramos que el gobierno debe retirar el Paquete Tributario, y en su lugar someter un Presupuesto 2013  sin la introducción de nuevas cargas impositivas para la población. Para esto es necesario reducir el monto presupuestario, tal y como se ha planteado en el seno del CES, poniendo énfasis en la reorientación y mejorara de la calidad del gasto público. Exigimos que este presupuesto no se elabore en función del historial o hechos pasados que validan los niveles de corrupción y clientelismo, sino en función de la justificación de necesidades de recursos sobre la base de  los resultados que se quieren alcanzar; es decir un Presupuesto Base Cero. Este presupuesto debe centrarse en mejorar los servicios públicos a la población, cerrando brechas sociales históricas y cumpliendo con el compromiso asumido con la población de  incluir el 4% del PIB para la educación preuniversitaria.

Para “entusiasmar, motivar y comprometer a todos los sectores” como plantea el Presidente y “preservar la confianza en las políticas públicas” creemos que es necesario  establecer responsabilidades y sancionar a los responsables de la situación actual y crear una ley de responsabilidad fiscal que establezca normas y penalidades que impidan que se vuelva a poner en riesgo la sostenibilidad fiscal del país y eviten que lo sucedido durante este año no vuelva a ocurrir.

Exigimos al gobierno prestar atención al reclamo de la ciudadanía a favor de gasto público racional, de calidad, y que en lugar de un paquete impositivo, se aboque a una reforma fiscal integral, como manda la ley.

Llamamos a la ciudadanía a estar atenta, movilizarse y articularse en defensa de su derecho a que los recursos públicos se manejen con pulcritud y justicia. En este sentido,  Justicia Fiscal está convocando a una gran movilización el martes 30 de octubre a partir de las 4 de la tarde, jornada que ha denominado como ¨”MARTES DE LUTO”.  “Estamos llamando a la ciudadanía a vestir de negro ese día en el que estaremos tomando las principales plazas y esquinas de las ciudades para manifestar nuestro rechazo de manera contundente a las decisiones del ejecutivo de someter una pieza legislativa que claramente afectará directamente a los más pobres del país”.

Asimismo, estamos organizando dos encuentros regionales para este fin de semana. El sábado convocamos a las organizaciones de San Pedro de Macorís y todo el Este a una reunión de articulación a las 9 de la mañana en el recinto principal de la Universidad Central del Este.

El domingo 28 a las 9 de la mañana se reunirán las organizaciones de todo el Cibao en  Santiago, en el  Recinto Ercila Pepín de la Universidad Autónoma de Santo Domingo

El Movimiento Justicia Fiscal dice NO a la posición del gobierno  de imponer nuevos tributos en esta coyuntura, dado que ya hemos tenido 6 reformas tributarias desde 2003 y no se ha experimentado una mejoría en la vida de la gente. Las recaudaciones se han perdido en la fosa del dispendio, la falta de transparencia, el clientelismo y  la corrupción. Todo esto sin que haya habido consecuencias para los responsables.

Para que esto no vuelva a pasar, ¡ACTÚA!.

related posts