20 Ago

CEFASA realiza análisis sobre movimientos de protestas en RD

Ayer, viernes 19 de agosto, se realizó en CEFASA un análisis de la realidad con el tema de los movimientos de protestas en República Dominicana. Tahira Vargas, antropóloga e investigadora, especialista en la realidad social de los barrios, fue la facilitadora invitada al espacio de reflexión y dialogo que tiene lugar casa mes en este centro.

Entre 1996-2000 se produjeron cuatro huelgas nacionales, entre 2000-2004 tres huelgas nacionales, entre 2004-2008 una huelga nacional celebrada el 10 de Julio del 2007, y cuatro años después la reciente huelga nacional. Sin embargo los movimientos de protestas a nivel local, contrario a los procesos huelgarios, han ido en aumento en los últimos 15 años; de un promedio de 20 protestas por mes que se producían en 1997 se ha llegado a 29 protestas por mes desde 2009, casi una protesta por día.

Las protestas locales se han incrementado porque se han convertido en la única vía que tienen las comunidades rurales y urbanas del interior del país de visibilizar las carencias y el abandono que sufren.

Vargas expresó que “las protestas implican en sí mismas una diversidad de dimensiones como son: mostrar las condiciones de conflictividad en las relaciones población-gobierno, medir de la eficacia de la gestión gubernamental, e indicar las condiciones de los movimientos sociales y las organizaciones en términos de sus debilidades y fortalezas”.

Indicó, también, que “después de un movimiento huelgario hay una tendencia a un proceso de desmovilización social y un compás de espera a las respuestas que deben ofrecer las autoridades a las demandas sociales”, demandas que generalmente no son atendidas.

En el país hay condiciones para construir movimientos sociales que sean realmente promotores de cambios sociales y culturales en un proceso de articulación social con la población a través de organizaciones sociales, movimiento social y ciudadanía, pero que este proceso toma tiempo y debe ser procesual no moverse en función de simples coyunturas ni moverse con las agendas ocultas de los partidos políticos, además se debe romper con la fragmentación existente y la competencia de poder que se expresa en la lucha por el protagonismo.

Al análisis asistieron, como cada mes, miembros de diversas organizaciones comunitarias de las zonas urbana y rural de Santiago, profesionales de diversas áreas y otras personas interesadas en el tema. El mismo fue realizado en el salón de conferencias de CEFASA,  a las 7.30 de la noche.

related posts