25 Jul

CEFASA realiza retiro con grupos de mujeres

Fortalecer la espiritualidad de las personas con quienes trabajamos es base  de nuestra misión, por esto con mucha alegría compartimos una experiencia de fe con las mujeres organizadas, en el Monte de oración de Moca, el pasado domingo 24 de julio.

El objetivo de este retiro era fortalecer la espiritualidad de las mujeres organizadas, para mejorar su relación consigo mismas y con sus hermanas de la organización. Con este retiro estamos promoviendo, además, la equidad de género desde el empoderamieto de la mujeres, como personas y como grupos, convirtiéndolas en sujetos sociales capaces de transformar la sociedad desde la visión de los Derechos Humanos.

El fortalecer la espiritualidad personal nos ayuda a relacionarnos mejor con nosotras mismas, a valorarnos como personas, a encontrar la presencia de Dios en nosotras y a trascender en las relaciones con las otras personas; y esa trascendencia de las relaciones nos lleva a la edificación de una sociedad en comunión, justicia, igualdad. Por esto introdujimos el tema de la sororidad y el manejo de conflictos como herramientas que nos ayudan en el convivir.

Las mujeres debemos asumir un compromiso ético para articular esfuerzos y hacer que las relaciones entre nosotras se desarrollen según el nuevo modelo ético de la “sororidad”, el cual involucra el apoyo y el reconocimiento de las otras en relaciones de hermandad, confianza y fidelidad, inclusive respecto de aquéllas que acceden a posiciones superiores, viéndolas como hermanas en quienes poder apoyarse y contar con ellas para lograr la concreción de los propios anhelos. Construir la ética de la sororidad implica establecer la ética del desarrollo colectivo a partir del individual

Soridad

¿Qué es?

El concepto de sororidad hace referencia a una nueva experiencia práctica intelectual y política entre mujeres que pretende materializarse en acciones específicas y concretas.

En resumidas cuentas, la sororidad se traduce en hermandad, confianza, fidelidad, apoyo y reconocimiento entre mujeres para construir un mundo diferente; percatarse que desde tiempos antiguos hay mujeres que trabajan para lograr relaciones sociales favorables para ellas y para nosotras, recordando siempre que todas somos diversas y diferentes.

Marcela Lagarde, feminista y antropóloga mexicana, sostiene que “para que exista un poder con equidad de género, es necesario el ejercicio de la autonomía y la sororidad en las mujeres”.


related posts